Tarde de Invierno en Segovia



















Una de las grandes ventajas de vivir en Europa es la conectividad entre ciudades y los múltiples medios de transporte para llegar a las spots más increíbles del viejo continente.

Segovia es uno de los destinos más reconocidos de España, famoso por su enorme acueducto y su exquisito cochinillo, esta ciudad se encuentra a tan solo media hora de Madrid, lo cual lo convierte en uno de los destinos que debes ir al visitar la capital ibérica.

Una tarde de invierno del 2017 un grupo de amigos, mi esposo y yo decidimos pasar un día cultural en esta bella ciudad, al llegar no cabe duda que el impresionante acueducto es una obra maestra que recibe a los turistas con los brazos abiertos.

La primer parada obligatoria es en el afamado restaurante Mesón de Cándido, conocido por su legado y por ofrecer el mejor cochinillo de España, para grupos mayores a ocho personas se recomienda el cochinillo completo, y por supuesto tuvimos la fortuna y el apetito para ordenarlo, además de poder disfrutar del ritual del cochinillo a la mesa, donde Don Cándido lleva a la mesa el jugoso platillo y ofrece unas palabras a los comensales, después toma un plato y corta por la mitad el cochinillo, este es tan suave que el plato lo atraviesa como cuchillo en mantequilla, después de dividirlo Don Cándido toma el plato y lo lanza al suelo, ¡qué aproveche!

Acompañamos este festín con el pan tradicional y algunas botanas, la textura y el sabor del cochinillo es exquisita, el recordarlo hace que se me haga agua la boca.

Después de unas cervezas y unos vinos pedimos el postre tradicional de Segovia, el ponche segoviano, con el fin de vivir la experiencia completa en este tradicional restaurante.

Al finalizar nuestro festín digno de Gula comenzamos el recorrido por esta ciudad, comenzando por las escaleras que te llevan a la parte más alta del acueducto donde se puede apreciar una vista panorámica de la estructura de piedra, tras caminar entre unos callejones amurallados llegamos a una explanada donde la catedral de Segovia y los edificios abrazan un kiosco digno de una película romántica.

Durante la caminata se pueden apreciar las tradiciones locales, al terminar esta caminata llegamos a espacio sacado de un cuento de hadas, o quizá ¿un espacio que inspira a los cuentos de hadas? Detrás de la catedral al cruzar una colina se encuentra el famoso castillo segoviano que inspiro al mismísimo Walt Disney para crear el castillo de Blanca Nieves, su puente e impresionantes torres están rodeadas de una colina por la cual cruza un río, los arboles y las afiladas piedras protegen este espacio, las vistas desde las torres a los jardines te transportan a un mundo mágico.

Cuando se está de visita en Segovia la magia y la historia se respira, las impresionante arquitectura del lugar parece hecha por manos de los dioses y no por manos humanas.

#Travel #España #Spain #Segovia

Elemental by Dan Redz © 2014 - 2020 All Rights Reserved