Making The Cut Parte II




Lo prometido es deuda y a pesar de que el programa no me atrapó tanto como esperaba decidí darle una segunda oportunidad e integrarme más para así poder tener un criterio más amplio.

Tal y como lo pensé la desaparición de Carine Roitfeld estuvo muy sospechosa, mi teoría creo que es muy atinada, no le dieron al ancho los diseñadores a su crítico estilo. Por otro lado Nicole deja el show para tan solo asistir a la final en Nueva York.

Antes de ver el Capitulo 5 Chiara Ferragni anunció un live en Instagram junto a Heidi (el cual debía ver) donde hablaron un poco de la situación que vivimos ahora y me hicieron ver un lado más humano sobre el show, pero a mi pensar es un poco contradictorio al mensaje que dieron inicialmente en el programa, aquel que ofrece la oportunidad a un diseñador de ser globalmente conocido, que pone a su alcance una plataforma como Amazon Fashion para vender al momento las piezas ganadoras del capitulo, además de un presupuesto millonario para poner su nombre en alto y todo esto sucede en tres capitales de la moda, mientras tanto… el mundo esta parado con una pandemia, la principal tendencia en la moda es reducir el consumo, la producción masiva y finalmente una de las industrias más afectadas es la moda.




TOKIO

Al llegar a Tokio nos abren las puertas de los headquarters de Amazon, un espacio innovador y ultra high-tech, donde integran nuevas tecnologías como una impresora digital para los textiles, cada diseñador tiene su propio espacio de trabajo y la dinámica de recibir ayuda de costureras sigue vigente.

En uno de los retos, Puma, se une al proyecto para crear una serie de prendas que, al igual que en los otros retos, el ganador podrá vender en Amazon Fashion en ese preciso momento, debo decir que estuve monitoreando como se iban agotando las piezas y tomó más tiempo del esperado pero de igual manera se agotaron prácticamente todas durante el programa.

Lo retos son un poco más interesantes y tratan de integrar un poco la cultura nipona. No puedo evitar percibir un tono de burla por parte de los anfitriones puesto que siguen jugueteando por la ciudad, incluso Chiara Ferragni hace una aparición en estos momentos que no tiene nada que ver con la narrativa de un programa de moda.

A lo largo los capítulos logré ver una mejor calidad y disposición por parte de los competidores, no wonder son los que restan, lo que me hace pensar, sí realmete era necesario todo lo que pasó en París.

Un punto enorme a favor de Gunn es su maravilloso feedback en verdad es un gran elemento y siempre impulsa a los diseñadores a explorar su creatividad, este conocimiento pudo haber sido el hilo conductor del programa e invitar a los espectadores a entender más de la industria, en vez de jugar Pokemón con Heidi.

Debo mencionar que a pesar de ofrecerles esta herramienta muchos de los diseñadores creen saberlo todo y se niegan explorar nuevos limites.

La llegada de Chiara al jurado definitivamente trae un lenguaje más amigable al programa puesto que ella es conocedora de la industria desde otro ámbito y además es ser self made, se hizo literalmente ella sola y escaló todos los niveles para llegara a la posición en la que está, su actitud y feedback respalda el hecho del por qué es un icono de la moda actual.

Uno de los diseñadores que desde un inicio robó mi atención es Sander, su forma de expresión a través de la moda me podría recordar a un joven (y aun muy verde) McQueen o Galliano, la construcción de sus prendas son extraordinarias y llenas de identidad propia, algo que poco a poco los jueces van apagando, puesto que la idea de la competencia es vender fast fashion, y las prendas tan laboriosas requieren de mucho dinero y tiempo, creo que asesinaron su sello pero gracias a su talento sé que estaremos muy pronto escuchando de él.

Algunos de los concepto tales como: gender-free, sustentable, anti-fashion, los escuchamos a los largo de los últimos capítulos y son tendencias que estamos viendo en la moda, una visión necesaria para consolidarse como diseñador hoy en día, gracias a ello empaticé con algunos de los diseñadores.

La gran "sorpresa" (puesto que estaba mega orquestado con mil publicaciones) en Tokio fue la aparición especial de la influencer digital Noonoori, un personaje virtual que tiene miles de seguidores en Instagram y es considerada una autoridad en el mundo de la moda, un escenario sacado de una película o literalmente llamada “Simone”.

A largo de los capítulos mi intriga por Naomi fue aumentado hasta llegar a un nivel de admiración, debo decir que previo al show ni siquiera la seguía en redes, por supuesto que conozco su trabajo y trayectoria pero me quedé impactada de su conocimiento y empatía hacia los competidores, creo que fue muy honesto y no un personaje para limpiar su nombre.

Cabe mencionar que les tomó aproximadamente 6 capítulos para atraparme.

Al finalizar los retos de Tokio los concursantes tuvieron la oportunidad de regresar a sus casas, talleres y rutina real. Ver sus orígenes definitivamente me hizo ver otro aspecto y un potencial concepto de programa, creo que estamos en un mundo en donde queremos conectar y no solo vivir la superficialidad de la cosas.

SURPRISE NY


La ambición definitivamente les queda, al llegar a NY los diseñadores tienen que crear una pop up store de su marca donde realmente habrá clientes que podrán comprar su creaciones, Naomi y Heidi son las principales clientes, un sueño para muchos diseñadores poder ver a estas top models usando su prendas. Producción, ventas, nos enseñan un matiz de la moda que no habíamos visto en otros programas pero siempre con el mismo enfoque: consumo.


LA GRAN FINAL

Para la gran final los concursantes deben crear un bussines plan un acierto a mi gusto, tienen la oportunidad de mostrar su conocimientos y otros aspectos muy importante para tener éxito en la industria.

Además nos presentan a la mente detrás de Amazon Fashion y la importancia de no solo crear una prenda bonita.

“El mundo esta contaminado con diseñadores que ofrecen lo mismo"


En conclusión el programa es entretenido para aquellos que solo buscan eso, pero creo que a los apasionados de la moda nos deja mucho que desear.

L@s editor@s, dinseñador@s, comunicador@s, creador@s de contenido, todos aquellos que amamos la moda estamos buscando una vertiente para limpiar el nombre de la industria y crear un cambio, pienso que este tipo de entretenimiento comunica todo lo contrario, debemos generar una nueva conciencia, nuevos consumidores, respetar el planeta, crear un nuevo concepto de moda.

Elemental by Dan Redz © 2014 - 2020 All Rights Reserved